Sintomas Cushing: Debilidad muscular

Esta semana vamos a tratar el tema de la debilidad muscular. Normalmente afecta más a la cintura pélvica, lo que dificulta incluso poder levantarse de una silla sin ayuda. Aunque también se da en la musculatura de todo el cuerpo, pudiendo afectar a la realización de actividades cotidianas.

Por ejemplo abrir una botella se puede convertir en toda una odisea. Es un síntoma duro de afrontar y puede producirnos desesperación e impotencia.

Tranquilos al igual que otros síntomas que ya hemos citado, la perdida de masa muscular se puede recuperar tras la operación y la normalización de los niveles hormonales.


Como siempre si tenéis alguna duda, información o testimonio al respecto que queráis aportar podéis dejarlo a continuación en los comentarios.

!Feliz semana Cushingner@s!! 

Sintomas Cushing: Obesidad

Esta semana queremos hablar de otro síntoma físico de la Enfermedad de Cushing, la obesidad.
El aumento de peso y la obesidad son síntomas muy comunes en el síndrome de Cushing.

Principalmente la grasa se acumula en el tronco, en la parte abdominal y permanecen delgadas las extremidades, pudiendo incluso disminuir la grasa en piernas, brazos y glúteos.

Normalmente lo conocemos por obesidad central. Básicamente lo que ocurre es que el organismo no puede transformar la grasa en energía y el tejido adiposo se acumula.

En esta etapa es importante mantener una dieta equilibrada y saludable, pero no obsesionarse con la perdida de peso. Al igual que la mayoría de los síntomas del Cushing, tras la operación y con la disminución de cortisol, se va perdiendo peso progresivamente de forma natural.

El mejor consejo que podemos daros es que llevéis una dieta saludable en la medida de lo posible porque es normal que con altos niveles de cortisol tengáis más apetito. No os angusties pues una vez operados se produce la perdida de peso y disminuye ese deseo de apetito desmesurado que en ocasiones produce el exceso de cortisol.


Como siempre si tenéis alguna duda, información o testimonio al respecto que queráis aportar podéis dejarlo a continuación en los comentarios.

!Feliz semana Cushingner@s!! 

Sintomas Cushing: Problemas de piel

Como cada semana vamos a proponer un nuevo tema. La pasada hablamos del hirsutismo, y esta la vamos a dedicar a los problemas de piel derivados del Cushing , seguramente conocidos por muchos de vosotros.

Algunos síntomas que podemos encontrar son por ejemplo el Acné incluso en edades poco propensas a este fenómeno, los tratamientos tradicionales en este caso suelen mitigarlo pero no terminar con él, la única solución definitiva una vez más sería el tratamiento del síndrome o enfermedad de Cushing, es decir, la extirpación del adenoma.

Otro rasgo sería la propensión a la formación de hematomas, debido en parte a la delgadez de la piel, más frecuentemente en los brazos y piernas aunque pueden producirse en cualquier parte del cuerpo. Estos al igual que el acné normalmente dejan de producirse tras la recuperación de la operación.

Finalmente las muy conocidas por todos estrías rojizas, principalmente en la piel del abdomen, muslos, mamas, caderas y axilas. Estas normalmente nos acompañaran por largo tiempo, si es así no tengáis complejo, son por decirlo de alguna manera vuestras cicatrices de guerra, os recuerdan que sois personas valientes que lucháis por superar esta dura enfermedad.


Como siempre si tenéis alguna duda, información o testimonio al respecto que queráis aportar podéis dejarlo a continuación en los comentarios.

!Feliz semana Cushingner@s!! 

Sintomas Cushing: Hirsutismo

Primero daros las gracias a todos los que participasteis en el tema de la semana pasada, publica y privadamente. 

Esta semana hemos decidido tratar el tema del hirsutismo, es uno de los síntomas más comunes en las mujeres con cushing.

El hirsutismo consiste en un desarrollo excesivo de vello en la mujer en zonas propias de los hombres, tales como barbilla, patillas, cuello, zona superior e inferior al ombligo, muslos y espalda, entre otras. Posiblemente muchas de vosotras os sentís identificadas en este momento.

A continuación os explicamos más detalladamente sobre el hirsutismo.

¿Qué es el hirsutismo?

Se denomina hirsutismo al crecimiento excesivo de pelo terminal –que es duro, grueso y oscuro, a diferencia del vello, que es débil, poco pigmentado y corto- en mujeres y en zonas donde normalmente no suele crecer, como el labio superior, la barbilla, lóbulos de las orejas,  el pecho, areolas mamarias, el abdomen, glúteos, las ingles o la espalda. Es decir, este tipo de vello crece siguiendo patrones típicamente masculinos y en las áreas que son sensibles a los andrógenos, que son las hormonas sexuales masculinas.La principal causa de esta afección suele ser precisamente la producción excesiva de andrógenos –hiperandrogenismo-, por lo que, a menudo, se presenta asociada a otros signos de este trastorno, como el acné o la pérdida de cabello. Frecuentemente, el hirsutismo está provocado por el síndrome del ovario poliquístico (SOP), aunque las causas son diversas.

¿A quién afecta el hirsutismo?

Se trata de una enfermedad relativamente frecuente, ya que afecta a entre el 5% y el 15% de las mujeres en edad fértil. En nueve de cada diez casos, existe hiperandrogenismo.

¿Por qué se produce el exceso de pelo?

Puede decirse que las causas generales del hirsutismo son tanto la comentada hiperproducción de andrógenos como una mayor sensibilidad cutánea de la mujer que lo padece a los andrógenos.

En concreto, el hirsutismo por hiperandrogenismo puede estar provocado por un aumento de la producción de hormonas androgénicas en el ovario, en las glándulas suprarrenales o en ambos; también, por la disminución de su hormona transportadora, con lo que la cantidad de andrógeno libre circulante también es elevada.

¿Existen factores de riesgo?

  • Tener antecedentes familiares aumenta las probabilidades de padecer hirsutismo.
  • La raza: las mujeres del Mediterráneo, Oriente Medio y ascendencia del sur de Asia son más propensas a desarrollarlo.
  • Esta afección es más frecuente en las mujeres que sufren obesidad: las pacientes obesas suelen presentar mayor producción de andrógenos (aunque el mecanismo mediante el que ocurre no se conoce con exactitud) y una disminución de su hormona transportadora, lo que contribuye aún más a incrementar los niveles de andrógenos circulantes.

¿Cuáles son los síntomas del hirsutismo?

Ya hemos mencionado que el crecimiento excesivo de pelo en mujeres y en zonas donde normalmente no suele crecer es el principal síntoma de esta afección. Sin embargo, es importante diferenciar el hirsutismo de la hipertricosis, que es el crecimiento de pelo o vello en zonas del cuerpo no dependientes de los andrógenos. Esta última no suele tener causa conocida o puede estar producida por algunos fármacos.

Así mismo, es habitual que, junto con el crecimiento del pelo, se presenten otros signos relacionados con el exceso de andrógenos como los siguientes;

  • Acné.
  • Seborrea (aumento de grasa en el cabello).
  • Caída del cabello (alopecia).
  • Periodos irregularesausencia de menstruación o infertilidad.
  • Si el desequilibrio hormonal es muy marcado, puede desarrollarse un síndrome de virilización: la voz se vuelve más grave y gruesa, la masa muscular aumenta, el clítoris se agranda y los senos disminuyen de tamaño.
  • En niñas, el exceso de andrógenos puede acelerar el crecimiento, pero luego provocar el cierre de los cartílagos óseos de crecimiento por el efecto hormonal, lo que hace que este se detenga precozmente.

¿Cuál es el tratamiento del hirsutismo?

Además de tratar la causa que provoca el hirsutismo (SOP, un posible tumor….), el exceso de vello se puede abordar de diferentes maneras:

  • La extracción mecánica del pelo: existen diferentes métodos de depilación: rasurado,  electrólisis –destrucción de los folículos en los que crece el pelo mediante corrientes eléctricas-, con cera o láser. También puede tintarse o decolorarse el cabello.
  • Tratamiento farmacológico: pueden administrarse anticonceptivos orales y/o medicamentos bloqueadores de los andrógenos (antiandrógenos). Igualmente, pueden aplicarse cremas tópicas específicas para controlar el crecimiento excesivo de pelo en el rostro.
  • En caso de obesidad, se debe reducir el peso y la cantidad de grasa corporal mediante una alimentación equilibrada y la práctica regular de ejercicio.

Como siempre si tenéis alguna duda, información o testimonio al respecto que queráis aportar podéis dejarlo a continuación en los comentarios.

!Feliz semana Cushingner@s!!