Sintomas Cushing: Obesidad

Esta semana queremos hablar de otro síntoma físico de la Enfermedad de Cushing, la obesidad.
El aumento de peso y la obesidad son síntomas muy comunes en el síndrome de Cushing.

Principalmente la grasa se acumula en el tronco, en la parte abdominal y permanecen delgadas las extremidades, pudiendo incluso disminuir la grasa en piernas, brazos y glúteos.

Normalmente lo conocemos por obesidad central. Básicamente lo que ocurre es que el organismo no puede transformar la grasa en energía y el tejido adiposo se acumula.

En esta etapa es importante mantener una dieta equilibrada y saludable, pero no obsesionarse con la perdida de peso. Al igual que la mayoría de los síntomas del Cushing, tras la operación y con la disminución de cortisol, se va perdiendo peso progresivamente de forma natural.

El mejor consejo que podemos daros es que llevéis una dieta saludable en la medida de lo posible porque es normal que con altos niveles de cortisol tengáis más apetito. No os angusties pues una vez operados se produce la perdida de peso y disminuye ese deseo de apetito desmesurado que en ocasiones produce el exceso de cortisol.


Como siempre si tenéis alguna duda, información o testimonio al respecto que queráis aportar podéis dejarlo a continuación en los comentarios.

!Feliz semana Cushingner@s!! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *